Historia

Caseros festejó su centenario el 3 de diciembre de 2010. A continuación les ofrecemos una síntesis de la historia de su formación.

A partir de septiembre de 1874, la viuda del general Urquiza, doña Dolores Costa, da inicio al proceso colonizador conocido como Colonia Caseros, en la que comienza a poblarse la zona circundante al Palacio San José con inmigrantes, principalmente italianos y franceses, aunque también los hubieron suizos, belgas, españoles y polacos. Una de las familias que arribaron en este proceso inmigratorio fueron los Mugherli.

Si bien los primeros años de la Colonia Caseros no fueron fáciles, la zona prontamente comenzó a producir y convertirse en un polo económico.

Es necesario que separemos el concepto de Colonia Caseros de lo que hoy es Caseros como localidad. La Colonia Caseros era una amplia zona de 12.700 hectáreas que se extendían al este del río Gualeguaychú y al sur del arroyo Santa María, con centro administrativo, primero en el Palacio San José, y más tarde en la llamada plaza de la Colonia, lo que hoy es la localidad de San Justo.

Existe frecuentemente un error de interpretación de la documentación histórica, ya que era usual que en la correspondencia de la época originada en el Palacio San José, se pusiera solo Caseros, en vez de Colonia Caseros, para referirse a estos parajes. Pero en esos años, Caseros, el pueblo que conocemos hoy en día, era solo monte.

Quien tenga dudas al respecto, puede leer el libro de Pablo Macchi titulado “Formación de una Colonia Argentina, Caseros, 1874”, en el que está claramente explicado el tema.

En 1883 siendo gobernador de la provincia el General Eduardo Racedo, comienza la construcción del Ferrocarril Central Entrerriano, servicio que queda inaugurado el 1º de Julio de 1887, y que traería aparejado el progreso y crecimiento a la región.

En la construcción del FF.CC. se destinó una estación para la Colonia Caseros, la que por razones que fueron objeto de mucha investigación pero poca certeza, no se ubicó ni en el Palacio ni en San Justo, sino que fue construida lejos de ellos, en medio del campo, en nuestro actual Caseros. Y así se denominó la estación, en honor a la batalla en la que Urquiza derrotara a Rosas en 1852.

En 1887, a su vuelta de Buenos Aires donde trabajaba como dependiente, y con un perfil siempre visionario, el joven Nicolás Mugherli comienza a tallar un diamante en bruto. Se instala con un almacén de ramos generales a la vera del FF.CC., justo frente a la Estación Caseros, en una propiedad que adquirió a don Juan Gavet.

Su negocio creció rápidamente, ayudado por la productividad de la zona y las ventajas del ferrocarril, hasta que en 1912, en esa misma propiedad, instala el Molino harinero San Nicolás.

Paralelamente a su actividad comercial, Nicolás Mugherli planea desde siempre la conformación de un loteo en los terrenos aledaños a la estación. La demanda de mano de obra en esta, haría que muchos colonos quisiesen mudarse a las cercanías de la misma. Pero esto no fue fácil. En varias oportunidades Nicolás intentó convencer a Dolores Costa que le vendiera una parcela de su campo, a lo cual la viuda se negaría.

Pero habiendo fallecido doña Dolores y tras la sucesión de los Urquiza, su hijo Juan José de Urquiza finalmente vende a Mugherli en 1902, las 50 hectáreas que conformaron nuestra Planta Urbana original, al norte de la actual calle 10 y al oeste de la actual calle 23. También ese año adquiere 50 hectáreas más, al sur de calle 10 en la actual Villa Mayita.

En 1907 se inaugura el ramal ferroviario de Caseros a San Salvador, atravesando la propiedad adquirida por Mugherli.

Quizás ocupado por su actividad económica, o esperando la mejor oportunidad, la delineación de su soñado pueblo no comenzó sino hasta 1910. Villa Udine lo denominó, en honor a la provincia italiana donde naciera el 4 de octubre de 1863, en la Villa de Chiala.

Delineó 50 manzanas siguiendo la orientación de las calles de la colonia, de las cuales destinó una para plaza y dos para edificios públicos, y comenzó a vender lotes. Los tres primeros compradores, realizaron sus escrituras el 3 de diciembre de 1910. Ellos fueron: Pascual Scolamieri, Juan Britos y Francisco Richard (hijo). Así consta en las transcripciones obrantes en el Registro de la Propiedad de C. del Uruguay. El escribano actuante fue don Rafael Paradelo.

A una de estas propiedades, la de don Pascual Scolamieri, en la actual manzana número 15, se trasladaría en 1913 la Escuela Nacional Nº 8, que funcionaba desde 1907 en un humilde rancho propiedad del Sr. Emilio Gavet.

El primer plano que se conoce de la Planta Urbana tiene inscripto el año 1911 y fue confeccionado por el Agrimensor Juan Leo. No sabemos con exactitud la fecha de su realización, pero en él ya se leen nombres de más de 30 compradores. Entre ellos podemos nombrar a: Nicolás Miloslavich, Estanislao Lorent, Eduardo Delfino, José Varela, Gustavo Bernart, Angela Dieci, Ramón Pèrez, Felipe Flores, Juan Giacoboni, Manuel Britos, entre otros.

Con el correr de los años el pueblo fue creciendo con un ritmo constante, marcado por el progreso, el urbanismo y la centralización de actividades de la colonia que lo resaltó y lo distinguió frente a las localidades vecinas.

“Villa Udine”, el nombre impuesto por Mugherli al pueblo, fue perdiendo lentamente popularidad, adoptándose definitiva y oficialmente el nombre de la estación: Caseros, con la creación del municipio en 1987.

Nicolás Mugherli y Margarita Thea

Nicolás Mugherli y su esposa Margarita Thea

 

Biografía de Nicolás Mugherli

Nació en la Villa de Chiala, camino a Castel del Monte, en las cercanías de la ciudad de Cividale, actual provincia de Udine, Italia, el 4 de Octubre de 1863 a las siete de la tarde. Hijo de Miguel Esteban Mugherli y de Teresa Josefina Zalatén, cuyo matrimonio fuera bendecido el 24 de noviembre de 1858.

Según reza su Fé de Bautismo, fueron sus padrinos Santiago Miguel Zalatén de Néboa y María Estefanía Fourlán de Castro.

Cursó la escuela primaria en el Colegio Nacional de Cividale. Según testimonios, la familia residía en una vieja casona, que le perteneciera a una Condesa de apellido D’ Orlando. Aquí don Miguel Mugherli habría sido intendente.

A la edad de 14 años, en 1877, arribó a la Argentina en compañía de sus padres y hermanos, de los cuales era el mayor.

En 1886 contrajo matrimonio con Margarita Thea (1868-1929), hija de José Thea y de Carolina Cagnola, ambos de origen italiano.

Dice textualmente Nicolás Mugherli: “… y aquí empeze la lucha por la vida con toda la energía laboriosida y onradez. En 1886 me espose en matrimonio con Margarita Thea… Nacida en Buenos Aires… nuestro matrimonio fue bendecido en la Parroquia de Concepción del Uruguay…”

Sus hijos fueron: Miguel Esteban Mugherli (1891-1961) casado con María Elena Bahler, Teresa Genoveva Mugherli (1893-1964) casada con Mateo Rodolfo Miloslávich  y Francisco José Mugherli (1895-1948) casado con Estela Daniela Blaser.

Hábil comerciante, se dedicó desde joven a esta actividad, instalando una casa de ramos generales en 1887 y luego, en 1912, un molino harinero.

Falleció en Buenos Aires, el 7 de noviembre de 1946, a causa de una grave enfermedad. Fue sepultado en el cementerio de Concepción del Uruguay. Sus restos descansan, junto a los de su esposa, en un mausoleo en la parroquia San Miguel Arcángel, al que fueron trasladados con motivo del cincuentenario de ésta en 1975.

La presente información fue extraída del libro “Caseros, la historia de su formación”, de Oscar A. Díaz y Roberto Leuze, Ed. Gráfica Mitre, C. del Uruguay, 2011.-

 

Fotos de Caseros en sus Primeros Años de Vida

Iglesia en 1930 (baja)

 

 

 

 

 

 

Iglesia San Miguel Arcángel en 1930.

 

molino san nicolas 1938

 

 

 

 

Molino San Nicolás en 1938

 

Plaza Urquiza 1939 (baja)

 

 

 

 

 

 

Plaza Justo José de Urquiza en 1939

 

escuela nacional 1964

 

 

 

 

Escuela Nacional N° 8 en 1964